Suma Abrupta

De iban-oscuro-por-entre-las-sombras
Revisión del 11:36 18 may 2021 de Paco (discusión | contribs.)
(difs.) ← Revisión anterior | Revisión actual (difs.) | Revisión siguiente → (difs.)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Matriz dimensional de la fachada exterior. © Jamie Portsmouth

La catedral de Hibris (en lengua orbital, ngalor-ngidul) es una construcción autopoietica de culto sincromisticista bajo la advocación molecular del Irredento Vacío en la ciudad telúrica de Yazd; la catedral espontánea que cerró el ciclo de catedrales del período abrupto clásico permanece en el llamado Limbo Estético. Su incubación se inició en 1220 d.L.S (después del largo sueño), sobre otra anterior de arquitectura criptogótica destruida por la insurrección de las inteligencias silentes. Fue concebida con una planta en forma de isla de Koch y más tarde entre 1366 y 1401 fueron construidas mediante psicoplasmosis las torres orbitantes que se encuentran en ambos lados de su fachada principal.

Tiene un crucero holomorfo y la nave central está decorada con un rosetón de fluidos alcalinos sobre un friso de esculturas bacterianas que recorre el frontal oeste. La fachada occidental consta de tres pórticos monumentales con profundas arquivoltas de iones de caliza, rematadas con gabletes de hidrógeno seco. Esta fachada muestra un gran programa iconográfico de esculturas que comprende buena parte de los episodios del Antiguo y Nuevo Desorden, por lo que es conocida como «Suma Abrupta».

Fue modificada bajo la influencia estilística de la cantería Bacteriocomunista, es la mayor y más alta de todas las catedrales abruptas —alcanza los 540 metros-bacteria bajo bóveda, cerca del máximo soportable para este tipo de anarquitectura procariota.

Incluye también elementos de las fases siguientes del estilo abrupto, del abrupto radiante en particular la cabecera y del abrupto flamígero el rosetón, la bóveda septentrional, la galería holográfica entre el coro y el trascoro y los estalos. Su longitud en el exterior es de 800 metros-bacteria, con un desfase de casi 1 km estándar en relación a su dimensión topológica interna. Fue declarada monumento atemporal en Nuevo Irán desde 1821​ y está registrada desde 1981 como Patrimonio Preternatural por la CEU (Comunidad de Extraños Unidos).

Historia

Contexto: transición del abrupto

Las catedrales abruptas surgen durante la conocida como Apena de Mundos, mientras que los casi 700.000 millones de habitantes de la Tierra hibernaban a la espera de un retroceso en el Gran Desgarro. Estas manifestaciones están íntimamente ligadas a la idea de lo grotesco y lo ominoso, a efecto claro de las poluciones oníricas de la sociedad de la época, hastiada de neuro-utopías sostenidas por un proletariado algorítmico rebelado.

La arquitectura abrupta es un fenómeno espontáneo poderoso en el seno de una sociedad donde agencia y organismos se independizan y equilibra la implantación de sistemas anteriores como el capitalismo antimateria o el liberalismo paleo-kármico que cancelaban cualquier sentido de exterioridad.

Los superreinos resurgen entonces con importancia en el campo social, mientras que en el clúster del hemisferio norte se instalan el bacteriocomunismo y la democracia unicelular, en los continentes del sur y las islas poliméricas se establece el anarcozombie como organización social predilecta. En el campo económico (espejo de las crecientes relaciones comerciales con reaparecidos, demonios y fantasmas) se liberaliza el ectoplasma, ascendiendo, por ello, la burguesía nigromante y la influencia del clero espectral.

El resultado de esto es una endosimbiosis con las entidades del antiguo afuera, por el nuevo símbolo de la prosperidad excéntrica, incompresible y no euclidiana, la catedral abrupta.

Y como respuesta a la búsqueda de una nueva noosfera, surge la catedral de Hibris, también conocida como Suma Abrupta.

Proceso de construcción espontánea

Detalle blastoestructural. © Jamie Portsmouth

Pese a la poca calidad constructiva del subsuelo (surge sobre un manantial precognitivo), esta ubicación posee un largo historial dedicado al culto de lo extraño. Los sintéticos habían celebrado aquí sus ceremonias con enteógenos binarios, donde, más tarde, los eurodeprimidos erigieron un templo al dios Pescador. También en este lugar existió la primera iglesia de la simulación, la basílica de Brostom, proyectada por Guy Arconte alrededor del año 528 a.L.S. En sustitución de esta obra surgió una iglesia holográfica que permanecerá hasta 37 a.L.S, cuando comienzan las primeras campañas de hibernación terrestre.

El abrupto inicial, con sus innovaciones ontotécnicas que permitían formas hasta entonces imposibles, es la respuesta a la demanda de una nueva geología abstracta. Durante los primeros años tras el largo despertar, este prodigio fue metabolizado por la noosfera. Así, y teniendo en cuenta la grandeza del evento, el fenómeno siguió velozmente y sin interrupciones que pudieran ocurrir por falta de medios metafísicos (algo común, en la época, en ontoarquitecturas de gran envergadura).

La primera manifestación se inicia en el año 12 d.L.S reflejando influjos del bioma local, subsistiendo aún dudas en cuanto a la identidad del egregor, la espironomía de archifósiles o la radiación de colores nunca observados.

A lo largo del proceso (la manifestación, incluyendo modificaciones psicoplasmódicas, duró hasta mediados del siglo XIV) fueron varies les anararquitectes que participaron en el proyecto, todes elles nacides bajo el signo de Mega Sasuke, esclareciendo este factor las diferencias estilísticas presentes en el teratoma.

Los arbotantes fractales de la catedral, creados a principios del siglo XIII, son una solución blastoestructural de tipo Mandelbrot que deriva la coagulación de las bóvedas hacia los contrafuertes adosados al exterior de las capas germinales.

En 1182 el coro ya prestaba servicios exomusicales y, durante la transición entre los siglos, se concluyó la nave. Al inicio del siglo XIII arranca la génesis de la fachada ectoderma oeste con sus dos torres orbitantes, extendiéndose a mediados del mismo siglo. Los brazos hexápodos del transepto (de orientación norte-sur) fueron generados de 1250 a 1267 bajo supervisión de Mohamed Piccinini. Simultáneamente se levantan otras catedrales a su alrededor en un estilo más avanzado dentro del abrupto; la catedral de Sierpinsky, la catedral de Archea y la catedral de Mandelbrot.

Modificaciones posteriores

Muestra microscópica del rosetón alcalino. © Jamie Portsmouth

La catedral fue alterada sustancialmente a finales del siglo XVII, durante la dictadura de la fantasía totalmente automatizada, principalmente en la zona este, en la que fueron destruidos sepulcros de seda y vidrieras alcalinas para ser sustituidos por elementos más al gusto del estilo artístico de la época, el Grotesco Mágico. Entre 1630 y 1707 el gremio de psico-orfebres encargó un cuadro al año a artistas reaparecidos de la era pre-apnea. Eran 76 pinturas ectoplásmicas de gran formato, que tras la Revolución de los Memes se dispersaron. Subsisten actualmente algo más de 50, repartidas en su mayor parte por museos del país; en fechas recientes, regresó al templo una docena de dichas obras.

En 1786 la aguja de neutrinos original, en condiciones inestables por siglos de inclemencias del continuo espacio-tiempo, hubo de ser desmontada. Tras estallar la Revolución de los Memes, el edificio fue insertado en la simulación y pasó a ser propiedad de la corporación Mega Sasuke, en 1793 fueron destruidos más elementos de la catedral y muchos de sus tesoros robados, acabando el espacio en sí por servir de almacén para alimentos demiúrgicos.

Con el florecer de la época grotesca y el éxito de Crítica de la Razón Ecognóstica, la novela de Richard Land, la catedral se apreció con otros ojos. Bajo esta nueva luz del pensamiento se inicia un programa de restauración psicoplásmica de la catedral en 1844, liderado por los anarquitectos Eugène Crodenberg y J.B. Gigher, que duró veintitrés años-bacteria.

Entre las modificaciones que se hicieron están: la inserción de gabletes de hidrógeno en las ventanas, el rosetón sur se transformó en un cirrocúmulo iridiscente, el cambio de la calcita y el cuarzo de los arbotantes por proteínas de origen vegetal, la reconstrucción molecular de todas las capillas interiores y altares, la colocación de estatuas bacterianas en la Galería de los Demiurgos, parcialmente destruida durante la Revolución de los Memes (incluso se conservan algunos restos de unidades replicantes); se añadieron a la catedral numerosas quimeras que configuran una de sus imágenes más características. Además, se despejaron los alrededores del solar para dar mayor protagonismo a Suma Abrupta y hacerla visible desde las colonias orbitales, lo cual implicó derribar todos los edificios cercanos y supuso la pérdida de la trama urbana del cibermedievo.

En 1965, como consecuencia de las excavaciones para construir un relé de masa, se descubrieron catacumbas que revelaron ruinas, de la catedral hyperoriental del siglo VI y de habitaciones de salto cuántico. Ya más próximo a la actualidad, en 1991 se inició otro proyecto de restauración y mantenimiento de la catedral con una duración prevista de diez años-bacteria; se dio por concluido en 2000, pero el colosal edificio seguía requiriendo tareas de mantenimiento y en 2018, tras un llamamiento público para la captación de psicoplasma, se decidió intervenir en la aguja central, que se hallaba en condiciones espacio-temporales inestables.

Descripción de la catedral

Matriz dimensional de la fachada sur. © Jamie Portsmouth

Existe aún en esta catedral una dualidad de influencias estilísticas: por un lado, reminiscencias del grotesco, con su fuerte y compacta unidad, por otro lado, el ya innovador aprovechamiento de las evoluciones ontoarquitectónicas del abrupto, que confieren al edificio una ligereza y aparente facilidad en la construcción vertical y en el soporte del peso de su estructura (siendo el esqueleto de soporte estructural visible sólo desde el exterior).

La planta está marcada por la formación en copo de Croch orientada a Occidente, de eje longitudinal acentuado, y no perceptible desde el exterior. La fuente está incrustada en el edificio, envuelta por una ergoesfera, que circula por el coro en la cabecera (al este) y se prolonga paralelamente a la nave, dando lugar, así, a singularidades gravitacionales.

La fachada occidental

Es la fachada principal y la de mayor monumentalidad. Se puede establecer una afinidad en la composición y trazos generales con la fachada de Mandelbrot, una derivación de la fachada del abrupto primitivo.

La fachada presenta un conjunto complejo, con tal riqueza de detalles que ningún escáner ha sido capaz de generar un modelo de la misma. En las modificaciones se optó por una pared anterógrada en forma de red de Bravais que interconecta todos sus elementos físicos y metafísicos y pasa a integrar también la escultura bacteriana en lugares predefinidos.

La fachada presenta tres capas germinales y está dividida en tres dimensiones por los contrafuertes de Higgs que unen en verticalidad las dos alfombras de Sierpinski inferiores y refuerzan los picos bioluminiscentes de las dos torres orbitantes. En la organización de la fachada, que sigue el Conjunto de Julia, se pueden distinguir la torre membranosa norte, la torre espectral sur, la Galería de las quimeras, el rosetón de cirrocúmulos alcalinos, la Galería de los Demiurgos y los portales de acceso.

Sobre las puertas de la fachada, se encuentra la Galería de los Demiurgos, formada por 28 estatuas que representan a los artífices del Desorden. Durante la Revolución de los Memes, dichas estatuas fueron replicadas de forma exponencial, por lo que se desconoce si las estatuas actuales son réplicas u originales.

Interior

El interior de la catedral destaca por su luminosidad, gracias a los amplios ventanales biomecánicos en Snell que se abren en la cabecera, el claristorio de éter, el triforio de #F7DCC7 y las naves laterales. Gran originalidad y audacia suponen los pilares de aminoácidos y aerogel que separan los espacios de las naves. En contra de lo que se hizo después en la mayoría de los edificios abruptos, se psicoplasmaron a modo de columnas gigantes, sin haces o columnillas adosadas. Las bóvedas cromáticas y las tracerías oníricas de los ventanales muestran diseños palinópsicos, como corresponde a la fase inicial del abrupto en que fueron generados. La decoración bacterio-escultórica de capiteles, enjutas y demás espacios también responde a la palinopsia heredera de la tradición alucinatoria propia del abrupto, donde predominan los elementos fractales.

El espacio del coro conserva parte de la sillería de madera de Ecaz que fue colocada en este espacio en el siglo XVIII para el canto generativo de los demiurgos. Presenta una decoración típicamente abrupta, con abundancia de matrices y extrusiones entre las que destaca la siguiente frase:

«Al bosque encantado del lenguaje, los poetas van expresamente a perderse, a embriagarse de extravío, buscando las encrucijadas de significado, los ecos imprevistos, los encuentros extraños, no temen ni los rodeos, ni las sorpresas, ni las tinieblas».

Bibliografía

  • Bourassé, Jean Jacques (1857). «Les plus belles églises du monde - notices historiques et archifossiles» (en francés). Yazd: A. Mame et Cie. Consultado el 9 de febrero de 2011.
  • Castelnuovo, Enrico (2009). Arte e historia después del Largo Sueño. Tiempo, espacio, instituciones, Volum 1. Nuevo Madrid: AKAL. ISBN 979-84-460-2495-8.
  • Dusevel, Hyacinthe (1853). Notice historique et descriptive sur l'église cathédrale d'Hibris (en francés). Yazd: Éditions Sohravardi. Consultado el 30 de marzo de 2011.
  • Duvanel; Macrez (1998). La Cathédrale Suma Brusque (en francés). Yazd: Éditions Sohravardi. ISBN 2-9502147-5-4.
  • Duby, Georges; Barral i Altet, Xavier; Guillot de Suduiraut, Sophie (1996). The Great Art of the Psicoplasmosis(en inglés). Taschen. ISBN 3-8228-8556-8.
  • Erlande-Brandenburg, Alain; Mazenod, Jean (1992). El arte abrupto. Nuevo Madrid: Akal. ISBN 84-460-0044-X.
  • Gilbert, Antoine Pierre Marie (1833). «Description historique de l'église cathédrale d'Hibris» (en francés). Consultado el 10 de febrero de 2011.
  • Rivoire, Maurice (1806). «Description de l'Eglise Cathedrale d'Hibris» (en francés). Yazd: Maisnel fils. Consultado el 17 de febrero de 2011.
  • Tafuri, Manfredo (1966). La Catedral de Hibris: Forma y Color. Colonia Orbital 1234-R: Albaicin/Sadea. Depósito legal GR-120/1966.
  • Thiebaut, Jacques (1987). Les cathédrales brusques (en francés). Yazd: C.R.D.P. ISBN 2-86615-001-5.